Hay un Llamado al Arrepentimiento

... y ese Llamado es para ti!

Estamos pasando tiempos difíciles y ha sido claro que la ciencia no tiene respuesta para lo que está ocurriendo, pero sabemos que Dios tiene un propósito y una razón con cada acontecimiento. Tenemos que entender que esta es una de las señales de los últimos tiempos y cada suceso apunta a la segunda venida de Cristo, como lo cita Mateo 24:7:

“Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.”

Esto nos debe llevar a crear en nosotros un sentido de urgencia que parta desde un incremento en el temor de Dios y que haya un arrepentimiento genuino. Este es el tiempo donde Dios está juzgando a las naciones y debemos tomar responsabilidad por lo que está pasando, entendamos que la salvación es personal y que se hace necesario examinar nuestro corazón y como hijos mostrarle al mundo lo que es el arrepentimiento.

Este es un tiempo de juicio

Dios está trayendo juicio por la corrupción del carácter del hombre, la violencia y el derramamiento de sangre inocente y en medio de todos estos acontecimientos hemos sido testigos de una iglesia complaciente, tibia que ha comprometido la verdad y ha hecho del evangelio una simple mercancía, hemos visto una iglesia que no ha hecho la diferencia en el mundo sino que por el contrario ha permitido que el mundo entre a la iglesia.

En estos días, son pocos los que llevan con claridad un mensaje de arrepentimiento y temor de Dios, la iglesia ha estado muy pasiva, predicando un mensaje histórico que no produce vida ni cambio, la verdad ha sido comprometida, sin creencia alguna del mover del Espíritu Santo y por ende sin la manifestación de su poder siendo testimonio vivo de los milagros en el ahora, la gente vive atada pues no se practica la liberación, viviendo en temor y enfermedad pues no se cree en el poder de la sangre. Dios quiere encender su iglesia, avivar a su remanente para que entre en el poder, llevando mensajes positivos la iglesia nunca trascenderá, consintiendo el pecado del pueblo jamás será de impacto.

El arrepentimiento es tu nuevo punto de partida.

Predicar la verdad es lo único que nos puede sostener en este tiempo y la palabra de Dios es la verdad absoluta, esa verdad es una espada que corta, golpea y duele porque la verdad no tiene sentimientos. Pero a su vez la palabra nos limpia tal lo como dice Juan 15:3:

“Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado”

Ten en cuenta que Cristo se entregó por la iglesia para santificarla y purificarla (Efe.5:27) No te resistas a verte confrontado con la verdad, si lo haces te estas resistiendo a ser limpiado. La diferencia en tu vida la hará el que tengas una relación con el Espíritu Santo, es El quien redarguye tu vida y te muestra el camino, a su vez te da la fuerza y el poder para vencer. Dios es mucho más que una religión, Él está interesado en tu vida y en tu corazón, es en El donde puedes borrar tu pasado y empezar de nuevo.

Cristo viene pronto, el viene por su iglesia! Entiende que aun estas a tiempo para generar un cambio en tu vida, la pasividad, la falta de compromiso y el resistirte a ser transformado, van a producir en ti estancamiento, el hecho de llamarte “Cristiano” no es suficiente. Dios está haciendo un llamado al lavamiento y a la purificación, a lo que Dios llama pecado es pescado, no hay puntos medios ni cuestionamientos, es necesario que te expongas a la palabra y te arrepientas, si asistes a una iglesia pero estas muerto espiritualmente lo que has vivido es una religión más, porque cuando la palabra llega hay transformación!

Dios está limpiando a su novia, disponte y permítele a El glorificarse en tu vida con poder y ser parte de su remanente, aquel que es parte del avivamiento y testigo de la promesa cumplida.

Relacionado